Los cannabinoides más famosos



La cannabis contiene más de 100 cannabinoides, pero hay dos que son los más conocidos hasta este momento: THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol). Cada uno produce algo diferente y aporta tanto a la sensación que produce la marihuana como a sus aplicaciones terapéuticas. . El THC es el componente psicoactivo del cannabis, incrementa el apetito y la aumenta la sensación de placer al comer además de producir somnolencia. Es por esto que se utiliza en tratamientos contra el insomnio y la pérdida de apetito. También es el THC el que afecta la memoria a corto plazo. En general, las variedades con mayor THC son las más buscadas para uso recreativo.


El CBD no es piscoactivo aunque trabaja de muchas formas con el THC para contribuir al efecto del cannabis. De hecho, contrarresta en varios aspectos a los efectos del THC, por lo que su proporción es importante para determinar la sensación que produce la marihuana. El CBD reduce la sensación de ansiedad que causa característicamente el THC, y tiene propiedades antipsicóticas que balancean los efectos más fuertes del colocón. Además, está asociado con el desvelo y la energía, por lo que también se complementa con el THC, aunque si se busca un efecto sedante lo mejor es que la proporción de CBD sea baja. En cuanto a la memoria, también reduce el deterioro causado por el THC, así que las variedades con bajo CBD son las que más te harán quedarte preguntándote dónde habrás dejado las llaves que en realidad tienes en la mano.


Tiene propiedades antiinflamatorias muy superiores a las del THC y sin los efectos psicotrópicos, por lo que es seguro para cualquier paciente. Se utiliza mucho en artritis y el reumatismo. El CBD también tiene efecto anticonvulsivo y reduce los espasmos musculares, y es por esto que se lo suele recetar para la epilepsia refractaria.



Fuente: Hempsmed, CTU, el salto diario .